10.1 C
Buenos Aires
13 julio, 2024
Energía Finanzas

Albanesi colocó deuda para financiar una central térmica

La empresa utilizará los fondos para completar el cierre de ciclo combinado de su planta Ezeiza, de 150 MW.

Generación Mediterránea (GEMSA) y Central Térmica Roca (CTR) colocaron dos bonos en el mercado local por un total de 130 millones de dólares para financiar la finalización de las obras de cierre de ciclo de su planta Ezeiza, de 150 MW.
Las empresas del grupo Albanesi emitieron la obligación negociable Clase 15 por un total de 36.621.305 UVAs, equivalentes a 31.227.242 dólares, con una tasa del 6,50% y vencimiento el 28 de julio de 2026.
A su vez, ambas compañías colocaron el bono Clase 16 dólar-linked por un total de 98.772.758 dólares que pagará intereses del 7,75% y finalizará el 28 de julio de 2029 en el mercado local.
El repago del título se realizará una vez que la planta comience a operar ya que el título estará garantizado con algunos equipamientos, como las turbinas del ciclo combinado, y con el PPA firmado con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) en 2017 y modificado en 2019.
Durante el período de construcción de la planta, se capitalizarán los intereses y recién empezará a abonar los siguientes cuando empiece a generar energía, al igual que lo hará con las amortizaciones.
Como adelantó Desarrollo Energético, los acreedores sólo podrán ejecutar las garantías en caso de producirse una cesación de pagos y no tendrán acceso a los otros contratos de la compañía o a su flujo de caja, ya que éstos estarán destinados especialmente a cubrir los cupones de las ON internacionales.
Con estos fondos, pagarán deudas contractuales de GEMSA por un total de 93 millones de dólares contraídas para la adquisición y construcción de la planta, el saldo de 20 millones de dólares que tiene pendiente con Siemens por la compra de equipos y, el resto, para financiar el montaje y puesta en marcha del proyecto y otros costos auxiliares.
A su vez, planean negociar con la firma alemana una postergación de su deuda por al menos 10 millones de dólares para evitar tener que obtener una cifra más elevada en el mercado.
Hasta el momento, las empresas llevan invertidos en Ezeiza 66 millones de dólares en la adquisición de algunos de los equipos y la finalización de ciertas obras de ingeniería relacionadas con el cierre de ciclo.

Artículos Relacionados

ADI-NQN invertirá USD 25 millones en proyectos eléctricos

Hernán Dobry

Goldwind proveerá 40 turbinas a un parque eólico de Synohydro en la Argentina

Hernán Dobry

Revés para la restructuración de la deuda de una petrolera

Hernán Dobry

Deje un Comentario