6.6 C
Buenos Aires
13 julio, 2024
Energía

El plan de expansión de PCR en energías renovables

La empresa busca convertirse en uno de los principales jugadores locales del sector y ampliar sus negocios en el exterior.

Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR) planea invertir cerca de 1.300 millones de dólares como parte de su proyecto de expansión en energías renovables en el país, que incluye la construcción de parques eólicos y solares por hasta 760 MW.
La compañía centrará su desarrollo en tres nodos principales Viboratá (400 MW), en las cercanías de Mar del Plata, San Luis Norte (130 MW), en esa misma provincia, y El Mataco (200 MW), en la localidad bonaerense de Tornquist, explica una fuente cercana a la empresa.
El objetivo es ir construyéndolos en etapas a medida que se vaya liberando la capacidad de transporte en las líneas de alta tensión y que mejoren las condiciones de acceso al financiamiento para empresas locales.
La primera de ellas ya está en marcha e incluye el desarrollo de tres parques eólicos y uno solar por un total de 171,80 MW en las provincias de Buenos Aires y San Luis, que fueron asignados parcialmente con prioridad de despacho en la ronda realizada por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) el 8 de noviembre.
Para su construcción, PCR planea invertir cerca de 290 millones de dólares que buscará financiar con cuatro fuentes diferentes: Agencias de crédito a la exportación (ECA por sus siglas en inglés), emisiones de obligaciones negociables (ON) en el mercado local, créditos bancarios y capital propio hasta que aparezcan otras posibilidades de fondeo, explica la misma fuente.
“Vamos a usar distintas fuentes de financiamiento. Hay ECAs que están considerando nuevamente a la Argentina para respaldar proyectos, como es el caso de la alemana Euler Hermes – afirma su CEO, Martín Brandi -. A esto, podemos sumarle préstamos bancarios y la colocación de bonos en el país de corto plazo, aunque estos plazos se están ampliando”.
A esto, también se le sumará los ingresos provenientes de las precompras de energía que realicen sus clientes, lo que le permitirá generar fondos extras con el IVA que vayan facturando. Los contratos que están negociando oscilan entre 60 y 62 dólares por MW para plazos que van desde los 5 a los 10 años, detalla la misma fuente.
Esta primera etapa incluye la construcción de tres proyectos. El primero es el parque eólico Viboratá, de 50 MW, en la provincia de Buenos Aires que requerirá de una inversión total de 92 millones de dólares.
PCR había obtenido prioridad de despacho para el desarrollo 31,20 MW de en la ronda realizada por CAMMESA el 8 de noviembre. Sin embargo, decidió que levantará 18,80 MW más ya que los estudios eléctricos que realizó mostraron que no hay restricciones para la conexión ya que la limitación es del 4-5%, explica la misma fuente.
Por esa misma razón, construirá 36,80 MW en el parque eólico El Mataco III, en la localidad de Tornquist, pese a que había conseguido el permiso de la mayorista estatal de energía en la misma subasta para hacer 14 MW.
Su desarrollo requerirá de una inversión total de 63 millones de dólares. Se trata de la primera expansión de la planta de 200 MW (El Mataco y San Jorge) que la empresa tiene en funcionamiento en terrenos linderos.
Finalmente, esta primera etapa concluirá con la construcción del parque híbrido eólico-solar San Luis Norte, de 85 MW, en esa misma provincia, para el que deberá desembolsar cerca de 137 millones de dólares.
PCR obtuvo prioridad de despacho en la ronda que realizó CAMMESA el 8 de noviembre para levantar una planta eólica de 75 MW, pero decidió sumarle un complemento fotovoltaico de 10 MW.
Esta medida tiene una doble motivación. Por un lado, los estudios que realizaron en la zona demostraron que el factor de generación a la hora de la siesta baja mucho porque no hay viento y se lo puede reemplazar por lo producido con una planta solar, explica la misma fuente.
Por otra parte, la compañía busca, además, ganar experiencia en el mercado fotovoltaico, de la que carece actualmente. Un proyecto de esta magnitud le permitirá hacerlo, aunque no sea lo más eficiente, resalta.
“Estamos evaluando el mercado solar y vamos a entrar en algún momento. Queremos sumar experiencia – resalta Brandi -. Va a crecer más por la competitividad que hay. En la Argentina, el eólico es de mejor calidad y está más cerca de los centros de demanda, mientras que el solar es muy bueno, pero está más lejos”.
La compañía se encuentra en la etapa final del proceso de selección de los proveedores para el desarrollo de los parques eólicos y espera tenerlo terminado en los próximos días. Si bien consultaron a todas las empresas, las dos que están en la recta final son Vestas Wind Systems, con las que hicieron todos los proyectos anteriores, y Acciona.
La danesa le ofrece aerogeneradores de 4,50 MW montados sobre torres de metal, mientras que la hispano-alemana le propone turbinas de 5,20 MW instaladas sobre torres más altas y de hormigón, que le permiten un mayor factor de generación.
“La decisión dependerá de las fuentes de financiamiento y los precios”, explica la fuente. En la actualidad, los equipos valen cerca de 1,40 millones de dólares por MW, mientras que el costo de construcción se ubica entre 1,60 y 1,70 millones de dólares por MW, sin contar el fondeo.
La construcción de El Mataco III y Vivoratá comenzaron en el cuarto trimestre y esperan estar terminado durante en el período julio-septiembre y octubre-diciembre de 2023, respectivamente.
Uno de los principales inconvenientes que implica esta expansión de la compañía es el acceso a la compra de dólares en el mercado oficial que necesitará realizar la compañía para poder pagarles a sus proveedores.
Ante este riesgo, PCR y los tecnólogos acordaron incluir una cláusula de recisión en el contrato si el Banco Central de la República Argentina (BCRA) le impide el acceso a la adquisición de las divisas y/o su giro al exterior.

Con miras al futuro
En las siguientes etapas, la compañía planea desarrollar cerca de 588 MW en tres parques eólicos. Esto podría incrementarse dependiendo de los resultados que obtenga en las pruebas que realizará en el sector solar.
En el nodo de El Mataco, PCR tiene capacidad para levantar unos 163,20 MW adicionales, con lo que llevaría sus actuales instalaciones a una potencia instalada de 400 MW. Su desarrollo requerirá de cerca de 280 millones de dólares.
Para esto, la compañía ya realizó obras de expansión de algunas subestaciones cercanas y la extensión de la línea de alta tensión doble barra de 132 kV que construyó para las primera dos etapas de El Mataco, lo que le permitirá evacuar la energía producida en el nuevo proyecto.
En el nodo Viboratá, la empresa planea desarrollar 380 MW más, lo que la llevará a alcanzar una capacidad instalada total 430 MW en el parque eólico, en la localidad de Tornquist, a 45 kilómetros de Bahía Blanca.
Para esto, la compañía presentó un proyecto de 399 MW en la ronda de prioridad de despacho que está realizando actualmente CAMMESA y que será sometido a desempate. El resultado se conocerá el 31 de marzo.
En una primera etapa, el objetivo de la empresa es alcanzar allí los 120 MW, incluyendo los 50 que ya está levantando. El desarrollo total de esta planta requerirá de una inversión cercana a los 650 millones de dólares.
Finalmente, en el nodo San Luis Norte, PCR planea construir 45 MW más para llevar su parque eólico, lo que le permitirá expandir su capacidad instalada total hasta los 120 MW, en la provincia cuyana.
Esto lo podrá hacer ya que allí hay dos líneas de alta tensión doble ternas de 132 kV y en las que se pueden meter 100 MW en cada una. “Una de ellas está ocupada por otros parques solares y las otras tres se encuentran vacías. Por eso, vamos a dejar todo preparado para llegar a los 120 MW”, explica la misma fuente.

Nuevos horizontes
PCR planea diversificar su negocio de energías renovables en otros países tal como lo ha hecho con sus operaciones petroleras y de cemento que cuentan con operaciones en Ecuador (también las tuvo en Colombia) y Chile, respectivamente.
“Estamos mirando otros mercados para energías renovables como lo hicimos con el petróleo”, explica Brandi. Para esto, estuvo analizando la posibilidad de construir parques en Chile y Uruguay, pero no las opciones no los convencieron. A su vez, estudió la alternativa de Brasil, pero los tamaños de los proyectos eran demasiado grandes para sus posibilidades.
Finalmente, terminó decidiéndose por volcarse al mercado estadounidense, donde piensa desarrollar plantas fotovoltaicas en el estado de Illinois, aunque, por el momento, no tiene ninguno definido, resalta la misma fuente.
Allí, abrirán una unidad de negocios separada, tal como funciona la de petróleo que tienen en Ecuador. Para esto, Mariano Brandi, el hermano de Martín, se mudará en julio para hacerse cargo de la nueva oficina.
A su vez, PCR contrató a Cynthia Schuchner, para que se desempeñe como directora de Construcción e Ingeniería y se haga cargo del desarrollo de los proyectos en los Estados Unidos. Previamente, se había desempeñado como jefa de operaciones en 360Energy y gerente de compras en Genneia.
Esta nueva unidad de negocios le permitirá obtener más ingresos en dólares para poder cubrir con sus obligaciones en el exterior. Actualmente, su unidad ecuatoriana genera un EBITDA de 74 millones de dólares al año y la empresa debe abonar 35 millones en concepto de intereses por su deuda en el extranjero.

Por Hernán Dobry

Artículos Relacionados

Entró en servicio la línea Argentina N° 3 de Yacyretá

Hernán Dobry

Argentina busca evitar quedar relegada del negocio del hidrógeno

Hernán Dobry

Sumarán más de 3.300 MW de producción eléctrica

Hernán Dobry

Deje un Comentario