17.8 C
Buenos Aires
18 enero, 2021
Energía Finanzas

Mendoza busca dar un paso adelante con Portezuelo del Viento

El gobierno de Rodolfo Suárez planea abrir la oferta económica del consorcio Malal-Hue a mediados de febrero.

El camino hacia la concreción de la construcción de la represa hidroeléctrica Portezuelo del Viento, de 210MW, en la provincia de Mendoza, parece empezar a despejarse, al menos en el corto plazo.
Cada movimiento que realiza una de las partes involucradas en el proceso tiene una estrategia detrás para intentar evitar que el rival pueda quedarse con la iniciativa, como si se tratara de una partida de ajedrez sin reloj jugada entre políticos.
Esta vez el que tomó la iniciativa fue el gobernador mendocino, Rodolfo Suárez, al decidir que a mediados de febrero abrirá el tercer sobre, con la oferta económica, de la licitación para la construcción de la central hidroeléctrica, según señala la agencia BNamericas.
La última información oficial había sido emitida el 29 de septiembre cuando se conoció la propuesta técnica presentada por el único oferente, el consorcio Malal-Hue, compuesto por Sinohydro (46%), IMPSA (22%), Construcciones Electromecánicas del Oeste SA (CEOSA) (16%), Obras Andinas (OASA) (16%), con la participación de China Gezhouba Group Corporation (CGGC).
En seguida, las carpetas con la documentación fueron enviadas a la Comisión de Seguimiento y Evaluación para que la analizara en detalle, aunque sin estipular una fecha fija para la conclusión de su trabajo.
Nadie en el gobierno mendocino parecía demasiado apurado en terminar con el proceso, en ese momento, en medio de las disputas que venía enfrentando con su par pampeano, Sergio Ziliotto, que busca impedir que se construya la represa, y con el presidente Alberto Fernández, quien apoyó públicamente la postura de su aliado peronista en una visita que realizó a Santa Rosa el 5 de junio.
Sin embargo, las aguas parecieron haberse aquietado desde que el Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) votó 4 a 1 en favor de la moción presentada por Ziliotto para que se llevara a cabo un nuevo estudio de impacto ambiental del proyecto porque considera que el actual estaba incompleto.
Como el reglamento del organismo, que reúne a las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén y Mendoza, establece que todas las decisiones deben ser tomadas por unanimidad y que, en caso de que esto no ocurra, el Presidente de la Nación deberá ser quien laude al respecto.
La decisión sobre el futuro de Portezuelo del Viento está, ahora, en manos de Alberto Fernández, quien no ha demostrado demasiado apuro en avanzar, aunque ya mostró públicamente qué opinaba sobre el proceso.
“No quiero financiar una obra del estado que está cuestionada por cuatro de las cinco provincias por donde pasa” el río sostuvo el primer mandatario el 5 de junio durante su visita a la capital pampeana.
Sin embargo, Fernández se encuentra ante una disyuntiva. Por un lado, quiere apoyar a su aliado político y, también, usar el proyecto como herramienta de presión sobre el opositor Suárez tanto con en lo que respecta a su laudo sobre el estudio de impacto ambiental como con el giro de los fondos que necesita la provincia para construir la represa, que debe hacer trimestralmente el Ministerio de Economía de la Nación.
Hasta ahora, la cartera que conduce Martín Guzmán viene depositando regularmente los vencimientos de los 1.023,36 millones de dólares en Letras del Tesoro (Letes) intransferibles denominadas en la moneda estadounidense que emitió para financiar Portezuelo del Viento.
En la actualidad, ya lleva desembolsados 85,82 millones de dólares en un fideicomiso constituido especialmente para el desarrollo del proyecto, correspondiente a las cuotas de octubre de 2019, enero, abril, julio y octubre de 2020.
El próximo pago, de 65,45 millones de dólares, deberá realizarlo el 29 de enero, al que le seguirán otro de 64,09 millones el 30 de abril, uno 46,32 millones el 30 de julio y uno de 57,12 millones el 29 de octubre de 2021. En la administración de Suárez, confían en que el gobierno de Alberto Fernández seguirá girando los fondos como lo viene haciendo hasta ahora.
La disyuntiva que se le presenta a la Casa Rosada es que, al mismo tiempo, el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación está intentando ayudar a IMPSA para evitar que se profundice la crisis que vienen padeciendo desde hace seis años y Portezuelo del Viento es uno de los pocos proyectos en los que la empresa mendocina podría obtener un contrato en el país en el corto plazo.
La compañía fundada por la familia Pescarmona está recibiendo actualmente apoyo estatal para el pago de los salarios, como parte del Programa de Asistencia a Empresas Estratégicas en proceso de Reestructuración de Pasivos.

Peón 4 Rey
En medio de esta especie de “paz transitoria”, la administración de Suárez decidió mover una nueva pieza en el tablero con la apertura del tercer de la licitación. Esto le servirá para acelerar el proceso y poder pre-adjudicar pronto el contrato, afirma una fuente cercana al gobierno mendocino.
De esta forma, el mandatario daría un paso importante para seguir adelante con la construcción de la represa, ya que dejará al consorcio Malal-Hue más cerca de ser proclamado como ganador del concurso de precios.
Esta es una jugada que, si bien no sienta un precedente, le sirve a Suárez para marcar el terreno. Sin embargo, es consciente de que cualquier movimiento que dé Alberto Fernández en contra del proceso podría paralizar todos sus planes e, incluso, terminar con el sueño de Portezuelo del Viento.
“Si hay que hacer un nuevo estudio de impacto ambiental, todo el proceso se va a retrasar”, explica la misma fuente. Por esa razón, el Ministerio de Economía y Energía mendocino se tomará su tiempo y esperará a que “madure la situación política” antes de adjudicar el contrato, para evitar, luego, reclamos judiciales, resalta.
Como adelantó Desarrollo Energético, el gobierno mendocino podría extender hasta 18 meses el plazo para firmar el contrato con el ganador si no siente seguro de que estén dadas todas las condiciones para hacerlo ya que, a partir de que lo haga, empezarán a correr los tiempos impuestos en el documento y no quiere ser la causante de su incumplimiento.
La administración de Suárez también es consciente de que cuando dé ese paso, sin importar el tiempo que pase, las empresas nucleadas en la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), que quedaron afuera de la licitación por los requisitos que imponían los pliegos, también tratarán de impugnar la medida en los tribunales.
Los directivos de las principales compañías del sector intentaron en reiteradas oportunidades que el gobierno mendocino postergara el lanzamiento de la licitación, pero el mandatario se mantuvo firme y siguió adelante, lo que provocó que sólo recibiera una oferta, como informó Desarrollo Energético.
Esto es algo que no los empresarios no se lo perdonarán fácilmente al mandatario y como viejos conocedores de los pasillos de los tribunales, saben cómo poner piedras en el camino en los procesos en los que se quedan afuera.
Esta vez no será una excepción. Por esta razón, los funcionarios los mendocinos saben que están jugando partidas simultáneas de ajedrez y no pueden desatender ninguna si pretenden que se concrete el sueño de Portezuelo del Viento.
El proyecto incluye la construcción de una represa sobre el río Grande y de una la línea de alta tensión de 220 kV para conectar la central hidroeléctrica con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI).
A su vez, el consorcio que resulte adjudicado con el contrato deberá llevar a cabo las obras en las rutas nacionales 145 y 226, en la provincia de Mendoza, y levantar todas las instalaciones necesarias para relocalizar el pueblo Las Loicas, que quedará bajo las aguas del embalse.

Por Hernán Dobry

Artículos Relacionados

Central Puerto planea financiar la compra de dos centrales térmicas con la emisión de deuda

Hernán Dobry

Salto Grande invertirá USD 960 millones para modernizar su represa

Hernán Dobry

Orel Energy negocia la compra de turbinas con Acciona para sus proyectos en la Argentina

Hernán Dobry

Deje un Comentario