12.1 C
Buenos Aires
4 mayo, 2021
Infraestructura

Corporación América busca expandirse en Uruguay

Su unidad aeroportuaria está cerca de quedarse con cuatro aeropuertos internacionales.

Corporación América Airports planea seguir expandiendo su red global de aeropuertos en medio de la pandemia de COVID 19, que provocó que muchos de ellos estuvieran cerrados o con tráfico reducido durante buena parte de 2020 y sin un panorama claro de lo que ocurrirá en 2021.
La empresa presidida por Martín Eurnekian es la gran candidata para quedarse con la operación de, al menos, cuatro nuevas terminales que planea licitar Uruguay en los próximos meses.
La administración de Luis Lacalle Pou planea lanzar en marzo un concurso de precios para la modernización de una serie de aeropuertos en el interior del país para llevarlos a los estándares necesarios para operar con vuelos internacionales.
Como el gobierno carece de los fondos para poder llevar adelante esta tarea, decidió convocar a una licitación para que un privado se haga cargo de los trabajos a cambio de operar las terminales y cobrar las tasas correspondientes.
Esta decisión se da después de que el Congreso aprobara el 18 de diciembre la ley que creaba el Sistema Nacional de Aeropuertos Internacionales (SNAI), una propuesta que había presentado el gobierno de Tabaré Vázquez un par de semanas antes de dejar la presidencia.
“La nueva ley nos da la capacidad de licitar aeropuertos que son necesarios en el norte y el oeste del territorio para poder privatizarlos. Hoy, la mayoría no está cumpliendo con las normativas de seguridad e infraestructura de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)”, afirma el director general de Transporte Aéreo, Daniel Olmedo a la agencia BNamericas.
Si bien el Ministerio de Transporte y Obras Públicas aún no ha determinado cuáles serán las terminales que formarán parte del SNAI, las principales candidatas para encabezar la lista son las de Rivera, Salto, Melo, Colonia y Carmelo que actualmente están siendo operadas y mantenidas por el Ministerio de Defensa Nacional.
Sin embargo, podrían sumarse propuestas alternativas de empresarios o intendentes. La única duda que aún tienen en la Dirección General de Transporte Aéreo está entre Colonia y Carmelo ya que uno de ellos deberá quedar afuera dado que están separados por tan sólo 90 kilómetros y la OACI desaconseja que haya dos aeropuertos internacionales a tan poca distancia uno de lo otro.
“El de Carmelo hoy no cumple con los estándares mínimos internacionales y no se justifica tener dos terminales internacionales tan cerca una de la otra, aunque haya pasajeros que no quieran ir hasta Colonia y, luego, hacer ese trayecto por tierra”, resalta Olmedo.
El objetivo del gobierno de Lacalle Pou es armar un paquete con todos los aeropuertos que queden bajo la órbita del SNAI en las próximas semanas y lanzar en febrero una ronda para que las empresas interesadas en participar del proceso especifiquen con cuáles tienen interés en quedarse.
Desde la Dirección General de Transporte Aéreo son conscientes de que posiblemente tendrán que ofrecerlos todos juntos dado que cada uno de ellos por separado tiene un bajo volumen de tráfico durante todo el año.
En base al resultado de la consulta con las empresas, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas preparará los pliegos para la licitación internacional durante las primeras semanas de marzo, con el objetivo de empezar a recibir las ofertas en abril. Sin embargo, Olmedo señala que esto podría sufrir algunos retrasos debido a la pandemia.
Más allá de esto, en el gobierno de Luis Lacalle Pou son conscientes de que habrá pocos interesados en participar del concurso de precios ya que se trata de aeropuertos menores en el interior del país que tienen poco flujo de aviones y pasajeros.
Por eso, todos hace pensar que Corporación América Airports seré quien finalmente terminará quedándose con el contrato, ya que actualmente controla las dos principales terminales internacionales del Uruguay: General Cesáreo L. Berisso (Carrasco) y Laguna de los Sauces (Punta del Este).
“Esto viene conversado desde el gobierno anterior que fue quién presentó en el Congreso el proyecto de ley para crear el Sistema Nacional de Aeropuertos Internacionales unas semanas antes de terminar su mandato. Hay interés de Corporación América Airports de hacerse cargo de esos aeropuertos”, explica Olmedo.
Incluso, algunos sectores de la oposición como Cabildo Abierto denunciaron en el Congreso que todo el proceso está armado, desde que la administración de Tabaré Vázquez envió el proyecto de ley, para que la empresa que preside Martín Eurnekian sea quien se quede con los aeropuertos, ya que nadie más presentará ofertas.
Por eso, señalan que se incluyó en la norma la extensión por 20 años más de las concesiones de las terminales internacionales de Carrasco y Punta del Este, como moneda de cambio para que aceptaran operar las otros cuatro que podrían resultar hasta deficitarios.
“Indudablemente hay una empresa que ya es la concesionaria de los dos principales aeropuertos y que son los redituables realmente en nuestro país, Carrasco y Laguna del Sauce, que tiene una posición de privilegio para ser concesionaria de esta red de aeropuertos que crea. Seguramente, va a ser favorecida con esa concesión, afirma el titular del partido nacionalista Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos.
El sistema de compensación que planea usar el gobierno uruguayo es similar a la que han utilizado las diferentes administraciones en la Argentina con Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000), la unidad de Corporación América Airports, en el país a lo largo de los años.
A cambio de gerenciar el aeroparque metropolitano de la ciudad de Buenos Aires y Ezeiza (los dos más rentables), la empresa debe hacer lo propio con otros 33 a lo largo de todo el territorio, de los cuales apenas puñado cubren sus gastos o le dan pequeñas ganancias y la gran mayoría le generan pérdidas. Incluso, deben hacer obras millonarias en muchos para modernizarlos, como parte del contrato.
Los pliegos que está preparando el Ministerio de Transporte y Obras Públicas del Uruguay requerirá que la compañía que finalmente resulte adjudicada con la concesión repare las pistas, actualice los equipamientos de comunicación e iluminación y levante los cercos perimetrales, entre otros trabajos que necesita para cumplir con las exigencias de la OACI para ser habilitados formalmente como aeropuertos internacionales para operar con aeronaves críticas entre AD 2B y AD 3B.
“Seguramente quien sea concesionario va a optar por aquellos que sean redituables, y en aquellos que no lo son redituables, las obras principales de un aeropuerto como la pista, ya están en funcionamiento, por lo que se puede deducir que la inversión a realizar para funcionar esos aeropuertos no es de una magnitud tal que justifique esta extensión”, explica Manini Ríos.
Los trabajos que deberán llevar a cabo requerirán de una inversión de entre 5 y 7 millones de dólares cada uno aproximadamente, por lo que la totalidad del proceso alcanzará entre 20 y 28 millones, calcula Olmedo.
Los pliegos de la licitación estipularán un esquema de ejecución de las obras e, incluso, un cronograma que establecerá el orden en el que se hará cada una de las terminales aéreas, ya que estarán paralizadas, al menos, durante seis meses.

Mirando al futuro
El año pasado fue complicado para el sector aeroportuario por el menor flujo de vuelos en todo el mundo. Esto impactó de lleno en los números de Corporación América Airports ya que el tráfico de pasajeros cayó un 68,80%, el volumen de carga un 29,70% y el movimiento de aviones que aterrizaron y despegaron de sus terminales un 53,50% en los últimos 12 meses.
Pese a esto, la compañía logró terminar 2020 con buenas noticias tras conseguir la extensión de las concesiones por 10 años (2028-2038) en los 35 aeropuertos que opera su unidad AA2000 actualmente en la Argentina.
Esta es una medida que la empresa venía reclamando desde hace años para poder aplicar un programa de inversiones a largo plazo y reducir el riesgo de los inversores ya que el vencimiento de sus 350 millones de dólares en bonos amortizables con tasa del 6,875% es en 2027. En caso de tener que refinanciarlos, debía contar con una vida útil más larga de su principal activo.
“Este es un hito importante para nuestra compañía que fortalece la sostenibilidad a largo plazo de AA2000”, sostuvo Martín Eurnekian tras la firma del acuerdo con el gobierno de Alberto Fernández y el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA).
A cambio de la extensión de la concesión en los 35 aeropuertos, la compañía es comprometió a invertir 500 millones de dólares entre 2022 y 2027 para expandir y modernizar algunos de ellos.
De estos fondos, la empresa deberá desembolsar 336 millones de dólares entre 2022 y 2023, como parte de la primera fase de las obras y los 134 millones restantes entre 2024 y 2027 a un promedio de 41 millones por año, como parte de la segunda etapa.
“Las inversiones adicionales que hemos acordado realizar son manejables y nos permitirán continuar expandiendo y mejorando la infraestructura en Argentina, incluida la seguridad aeroportuaria, así como la experiencia general de los pasajeros, como lo hemos hecho durante los últimos 20 años”, destacó Eurnekian.
A su vez, la empresa acordó establecer un canje opcional de sus acciones preferidas existentes en 2022. Así, Aeropuertos Argentina 2000 tendrá la opción de llevar a cabo la operación durante el próximo año y acreditar los fondos obtenidos para reducir el monto de dinero que deberá desembolsar en la fase del programa de inversión. Lo que se obtenga será depositado en un fideicomiso administrado por el ORSNA para ser aplicado a obras en el sistema aeroportuario nacional.
Más allá de esto, dentro de la industria de la construcción en el país sospechan que esta extensión en el contrato fue la moneda de cambio que obtuvo Eduardo Eurnekian, titular de Corporación América, controlante de Corporación América Airports, para firmar la cancelación de los contratos de concesión de los corredores viales E y F que habían sido adjudicados por el gobierno de Mauricio Macri en 2018 bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP).
“La decisión de aceptar la recisión la tomó Eurnekian porque quiere cuidar los otros negocios que tiene con el Estado. Por eso, nos comunicó a los demás miembros del consorcio que él iba a hacerse cargo de todo lo que esto implicaba, para evitar que suframos perjuicios”, explica el presidente de una de las socias de Helport, la constructora de Eurnekian, en esos proyectos como informó Desarollo Energético.
Más allá de esto, el arranque de 2021 pareciera ser más promisorio para la Corporación América Airports, a pesar de las dudas que aún existen sobre la recuperación que podrá tener el tráfico aéreo a escala global por las nuevas olas de contagio de COVID-19 en todo el mundo.
La empresa acordó con el ORSNA un incremento 6 dólares de la tasa aeroportuaria para los pasajeros que tomen vuelos internacionales con lo que quedaría en 57 dólares a partir del 15 de marzo. En tanto, para los nacionales, la tarifa se mantendrá sin cambios hasta finales de año.
A estas buenas noticias, ahora, se le podría sumar la posibilidad de expandir su portafolio a un total de 56 terminales en siete países (Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Ecuador, Armenia e Italia) si logra quedarse con la licitación que planea lanzar el gobierno de Luis Lacalle Pou en los próximos meses.

Por Hernán Dobry

Artículos Relacionados

Cuatro consorcios presentaron ofertas para construir la represa El Tambolar

Hernán Dobry

TGS evalúa una inversión de USD 300 millones en etanol para la planta de Dow Chemical

Hernán Dobry

San Juan invertirá USD 50 millones para ampliar la capacidad de evacuación eléctrica para energías renovables

Hernán Dobry

Deje un Comentario