26.6 C
Buenos Aires
30 noviembre, 2022
Energía Finanzas

Albanesi busca apoyo de sus bonistas para construir una central térmica

Las empresas Generación Mediterránea (GEMSA) y Central Térmica Roca (CTR) buscan modificar cláusulas de sus ON Clase II.

Las empresas Generación Mediterránea (GEMSA) y Central Térmica Roca (CTR) buscan el consentimiento de los tenedores de sus obligaciones negociables (ON) privadas Clase II para poder avanzar con el proyecto de cogeneración Arroyo Seco.
Las unidades de Albanesi procuran enmendar el contrato de fideicomiso y los certificados representativos de estos bonos para permitir la designación de Generación Litoral (GELI) como subsidiaria no restringida.
A su vez, quieren que se habilite a GEMSA a invertir en Arroyo Seco mediante el aporte del PPA de la futura planta de cogeneración, de activos presentes y futuros adquiridos o a ser comprados, los sistemas auxiliares correspondientes a otros equipos y el derecho de propiedad o de uso del predio ubicado en la localidad santafecina homónima en el que se instalará la central térmica.
Por otra parte, las empresas buscan que se permita a Generación Mediterránea constituir la prenda de acciones del nuevo proyecto y reemplazar todas las referencias a Albanesi o al garante controlante del contrato de fideicomiso por referencias a GEMSA.
Finalmente, quieren que se habilite a la compañía a tomar hasta 130 millones de dólares en deuda (créditos o emisión de nuevos bonos locales o internacionales) para financiar su construcción.
Las generadoras precisan de la aprobación de la mayoría de los tenedores de sus ON Clase II para poder llevar adelante estos cambios. Los inversores tendrán tiempo hasta el 18 de noviembre para emitir su voto.
En la actualidad, se encuentran en circulación 42,80 millones de dólares de estos títulos. Originalmente, se habían emitido 80 millones de estos bonos con una tasa del 15% y vencimiento en 2023. Las empresas ya han amortizado tres cuotas equivalentes al 6,50%, 6,50% y 8,50% del capital.
El proyecto Arroyo Seco incluye la construcción de una nueva central de cogeneración de 133 MW que contará con dos turbinas Siemens SGT-800 de 54 MW cada una, más una de vapor Siemens SST-300 de 25 MW y dos calderas de recuperación de vapor Vogt de 60 toneladas por hora (Tn/h).
A su vez, las empresas deberán realizar el acondicionamiento de las instalaciones e infraestructura vinculada, la compra, montaje e instalación de los equipos y las obras secundarias que se requieran.
El proyecto se desarrollará en dos etapas. En la primera, se construirá el ciclo abierto, que permitirá la generación de energía térmica a través de las dos turbinas SGT-800, que utilizarán tanto gas natural como combustible líquido.
En la segunda fase, las compañías instalarán las calderas de recuperación Vogt y la turbina de vapor Siemens SST-300, con las que transformarán a la central en una planta de cogeneración de 133 MW, para proveerle el vapor a la firma Louis Dreyfuss.
GEMSA y CTR estiman que las obras finalizarán durante el segundo trimestre de 2024. Sin embargo, señalan: “No podemos garantizar que la subsidiaria no Restringida Arroyo Seco podrá completar el proyecto Arroyo Seco en el plazo estipulado y dentro del presupuesto previsto. Tampoco podemos garantizar que la Central Térmica Cogeneración Arroyo Seco tendrá la capacidad necesaria para generar electricidad a los precios y en las condiciones estimadas en la actualidad, lo cual podría tener un efecto sustancial adverso sobre el resultado de sus operaciones”.
La unidad de Albanesi, Generación Centro (GECE), había sido adjudicada con un PPA con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) en la licitación realizada por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, el 25 de septiembre de 2017.
El contrato había establecido una fecha de habilitación comercial comprometida (COD, por sus siglas en inglés) para el 23 de enero de 2020. Sin embargo, esto fue modificado mediante la resolución SE 39/2022 que permitió a las generadoras fijar una nueva meta que, se estipuló para el 25 de abril de 2024.
GECE suscribió contratos para la adquisición de los equipamientos necesarios para las obras con Siemens Energy (turbinas de gas SGT-800), Siemens Ltda (turbina de vapor SST-300) y Vogt Power International (dos calderas de recuperación de vapor).
Como consecuencia de la fusión que llevaron adelante Albanesi, Generación Centro y Generación Mediterránea, el PPA de Arroyo Seco y todos los activos del proyecto y su usufructo quedaron en manos de GEMSA, que será la encargada de llevar adelante las obras.
La construcción de Arroyo Seco precisará de una inversión cercana a los 140 millones de dólares (con IVA incluido), para lo que la empresa busca tomar una deuda de 130 millones.
Como adelantó Desarrollo Energético, la unidad de Albanesi planea aprovechar el combo que incluye emitir bonos dólar linked, anclados a sus ingresos también atados a la moneda estadounidense, que podrían ser adquiridos en su mayoría por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) para financiar las obras.
Estas nuevas ON podrán ser respaldadas solo por la prenda de acciones de la subsidiaria no restringida Arroyo Seco, por lo que los activos de Generación Mediterránea quedarán al margen de la operación.

Artículos Relacionados

LITARSA planea invertir USD 130 millones en una fábrica de baterías de litio y un salar

Hernán Dobry

State Power Investment busca emitir un bono para financiar proyectos renovables

Hernán Dobry

Genneia negocia con EKF y FMO para financiar un parque eólico

Hernán Dobry

Deje un Comentario