22.4 C
Buenos Aires
17 enero, 2022
Infraestructura

Avanzan las obras del Sistema Riachuelo

AYSA conectó la segunda máxima cloaca del país con el Colector Margen Izquierda y espera tener el proyecto terminado en 2023.

Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) conectó la segunda máxima cloaca del país con el Colector Margen Izquierda, una obra de saneamiento que permitirá incorporar a más de 1,50 millones de habitantes del sur del Gran Buenos Aires al servicio de cloacas y mejorar la prestación del servicio a más de 4 millones de personas.
Los trabajos de enlace incluyeron cortar parte del lomo del colector que transportará los líquidos a la nueva planta de pretratamiento, en Dock Sud, que se encuentra en construcción.
“Estos enlaces con el antiguo sistema nos permiten dejar todo listo para cuando, en 2023, el Sistema Riachuelo se ponga en funcionamiento. Es un hito muy importante en la construcción de este sistema que va a permitir mejorar la calidad del servicio de cloacas a 4,30 millones de vecinos y darle, por primera vez, saneamiento a un total de 1,50 millones de personas, y cuidar el medioambiente”, expresó su presidenta, Malena Galmarini, en un comunicado.
Las obras se realizaron sobre la segunda cloaca máxima construida entre 1911 y 1919, también conocida como la cloaca del radio nuevo, que es la zona que abarca la mayor parte de la ciudad autónoma de Buenos Aires.
La compañía controlada por el Estado llevó adelante un conjunto de trabajos que permitirán unir los antiguos tendidos del sistema de saneamiento del AMBA con los nuevos colectores y la planta de tratamiento que conforman el Sistema Riachuelo.
“Las tareas permitieron verla por primera vez desde que la instalaron. Los operarios se encontraron con una estructura en perfectas condiciones, resistente y sólida”, sostuvo la directora del Sistema Riachuelo, Marcela Álvarez.
El Sistema Riachuelo ya cuenta con 30 kilómetros de túneles construidos que recolectan los residuos cloacales, un emisario de 12 kilómetros por debajo del Río de la Plata y una planta de tratamiento en construcción.
Esto permitirá solucionar integralmente la capacidad de transporte de las cloacas en el AMBA, mejorar la calidad del servicio, contribuir al cuidado de la salud pública, el desarrollo social y evitar la contaminación del Riachuelo por efluentes cloacales.
Actualmente, AYSA está llevando a cabo captaciones de pluviales y enlaces con las cloacas máximas. Estas obras y otras complementarias estarán terminadas a lo largo del próximo año.
Las cloacas máximas son grandes conductos de hasta cuatro metros de diámetro que permiten transportar la mayor parte de los líquidos cloacales de la ciudad de Buenos Aires hasta el Establecimiento Wilde.
En la actualidad, existen tres de estas tuberías gigantes que atraviesan la Capital sin ser notadas. Antiguamente, en especial en el caso de la primera cloaca máxima, permitían alejar los efluvios y depositarlos en la costa de Berazategui.
De esta forma, toda esta agua servida recibe el tratamiento necesario para ser devuelta al río en las condiciones aptas para el medio ambiente.

Artículos Relacionados

Tres consorcios lideran la licitación para la construcción de autopistas y rutas

Hernán Dobry

Verano Capital busca vender parte de sus parques solares para financiarlos

Hernán Dobry

Construirán un nuevo gasoducto en La Rioja

Hernán Dobry

Deje un Comentario