23.1 C
Buenos Aires
16 enero, 2022
Energía

IMPSA consigue un nuevo contrato nuclear

La empresa proveerá servicios de ingeniería, fabricará o suministrará nuevos componentes para la construcción y puesta en marcha del CAREM-25.

IMPSA firmó un nuevo contrato con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) para la provisión de servicios de ingeniería, fabricación o suministro de nuevos componentes para la construcción y puesta en marcha del proyecto Central Argentina de Elementos Modulares 25 (CAREM-25) que está construyendo el organismo estatal.
El convenio establece las condiciones básicas para que la compañía mendocina suministre lo que el organismo estatal le requiera para la construcción y puesta en marcha del prototipo del reactor atómico, que cuenta con un 70% de componentes nacionales.
A su vez, dispone que IMPSA y la CNEA trabajarán de manera conjunta, con asistencia recíproca y que la empresa pondrá a disposición del personal designado por la Comisión la infraestructura y los servicios necesarios para el normal desarrollo de sus actividades.
“Le agradecemos a CNEA haber elegido a IMPSA para ser fabricante del primer prototipo de Reactor Modular Pequeño (SMR por sus siglas en inglés) a nivel mundial, algo que nos llena de orgullo – afirmó el presidente de su directorio, Marcelo Kloster, en un comunicado -. Queremos seguir trabajando juntos para aprovechar esa experiencia, para desarrollar más tecnología relacionada con la industria nuclear y porque vemos para el CAREM-25 una gran oportunidad a nivel mundial. Entendemos que es uno de los principales productos tecnológicos que Argentina puede exportar al mundo”.
IMPSA culminó recientemente con la fabricación del “blindaje térmico”, un componente clave para el primer reactor nuclear modular para la generación de energía fabricado en el país. Se trata de un recipiente de presión de 30 toneladas y de 5,50 metros de altura que la compañía realizó en su Centro Tecnológico de Mendoza. Su función es soportar el peso del CAREM-25 y dar la seguridad necesaria frente a cargas sísmicas.
Además, evita que las altas temperaturas se transmitan a las estructuras de hormigón de las obras civiles. El prototipo tiene 25 MW de potencia y a medida que la demanda crezca se puede hacer más grande, al punto tal de que el módulo puede escalar hasta 120 MW de potencia.
“Es un orgullo para IMPSA representar el talento y el valor agregado de ingenieros argentinos llevando adelante los componentes claves para la elaboración de un reactor nuclear de la calidad y estándar internacional como es el CAREM-25. Seguimos en el camino de consolidar y de reafirmar el liderazgo de esta empresa 100% Argentina, en materia de generación y transformación de energía en el país y en el mundo”, sostuvo su gerente general, Sergio Caroben.
Para este proyecto, la empresa controlada por el Estado conformó un equipo de técnicos e ingenieros, quienes realizaron desarrollos tecnológicos internos, algunos, incluso, basados en Inteligencia Artificial (IA).

Artículos Relacionados

Canadian Solar negocia un crédito de USD 25m para un parque solar en Salta

Hernán Dobry

Mendoza lanza una nueva licitación para construir otra represa

Hernán Dobry

Orel Energy negocia la compra de turbinas con Acciona para sus proyectos en la Argentina

Hernán Dobry

Deje un Comentario