15.1 C
Buenos Aires
18 junio, 2024
Energía

Mendoza aprobó el impacto ambiental de El Baqueano

La medida le permitirá al gobierno de Rodolfo Suárez a avanzar en el llamado a licitación para la construcción de la represa.

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia de Mendoza aprobó la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto hidroeléctrico El Baqueano, de 120 MW, sobre el río Diamante.
Este es un paso fundamental para el gobierno de Rodolfo Suárez para poder iniciar el proceso licitatorio para la construcción de esta nueva represa multipropósito, en el departamento de San Rafael.
El proceso de elaboración de la DIA, realizado por la Empresa Mendocina de Energía (EMESA), demandó más de dos años e incluyó un trabajo completo de estudios ambientales y sociales en todos los puntos donde se emplazará la futura obra.
A su vez, el gobierno provincial realizó una audiencia pública el 17 de julio antes de culminar con la resolución de Ambiente, en la que detalló cómo será el cuidado de la flora, la fauna, el aire, la geología y el entorno durante el todo el proceso que demande la construcción de la represa.
Los estudios realizados por la consultora Serman & Asociados incluyeron trabajos de campo, programas informáticos y de simulación e instrumentos para analizar el ambiente. Esto se llevó a cabo durante las cuatro estaciones, a fin de tener un muestreo exacto entre la primavera de 2021 y el invierno de 2022.
A su vez, se realizaron extensos informes por cada una de las áreas: agua, aire, flora y fauna, sociedad, cultura, patrimonio, clima, calidad del aire y geomorfología y paisaje y geología.
Según la DIA, este nuevo proyecto no pone en riesgo de conservación especies, ni abarca zonas con hallazgos paleontológicos o arqueológicos significativos. Tampoco abarca áreas con pueblos originarios ni requiere desplazar poblaciones.
El Baqueano es un aprovechamiento multipropósito que se ubicará en el llamado complejo Diamante, planificado como un sistema completo junto con Agua del Toro, Los Reyunos y El Tigre, que se concretaron en los ‘80.
Esta represa busca generar 450 Gwh por año de energía y, al mismo tiempo, regular el caudal del río para satisfacer la demanda de agua para consumo y riego en el sur mendocino. A su vez, creará un nuevo polo turístico ya que culminará la ruta del cañón del Diamante hasta Agua del Toro, hoy cortada a la altura de Los Reyunos.
El proyecto El Baqueano, fue reactivado en 2016 cuando el gobierno de Mendoza encomendó a EMESA a que volviera poner en marcha los planes para su desarrollo, para lo cual se encararon nuevos estudios técnicos, geológicos y ambientales.

Artículos Relacionados

Grupo Frali negocia con bancos estadounidenses un crédito para su parque eólico

Hernán Dobry

Energías renovables: Un avance con pendiente descendente

Hernán Dobry

Más avances en las obras de Aña Cuá

Hernán Dobry

Deje un Comentario