12.3 C
Buenos Aires
16 mayo, 2022
Minería

Momentos cruciales para un proyecto de cobre en la Argentina

La minera canadiense Josemaria Resources busca resolver los últimos pasos para avanzar en el desarrollo de Josemaría, en San Juan.

El proyecto de cobre, oro y plata Josemaría transita momentos cruciales que serán decisivos para poder iniciar con el proceso de construcción de la mina en la provincia de San Juan que tiene previsto la empresa canadiense Josemaria Resources.
Los accionistas de la unidad del grupo Lundin deberán decidir si aprueban la venta de la compañía a Lunding Mining, otra de las firmas de conglomerado dirigido por Adam Lundin, en una reunión que se realizará en Vancouver el 21 abril a las 10 (hora local).
Como informó Desarrollo Energético, la minera ofreció pagar 625 millones de dólares canadienses (495,29 millones de dólares al tipo de cambio de hoy) para adquirir la totalidad de sus acciones ordinarias en circulación y deslistarla de las bolsas de Toronto (TSX) y Estocolmo.
La propuesta incluye abonarles en efectivo 1,60 dólares canadienses (1,27 dólares) por cada papel ordinario o entregarles 0,1487 títulos de Lundin Mining o una combinación de ambas. De esta forma, los inversores pasarían a tener un máximo de 5% de la compañía compradora.
Esta transacción es de vital importancia para el proyecto ya que la toma del control completo de la unidad argentina le dará más libertad a la empresa para negociar con potenciales inversores que quieran financiar los 3.100 millones de dólares que precisa para la construcción de la mina.
Incluso, la propia Lundin Mining podría fondear buena parte de la obra ya que cuenta con 594 millones de dólares canadienses (470,72 millones de dólares) en efectivo en su poder y un flujo libre de caja de 1.010 millones (800,39 millones de dólares), al 31 de diciembre, provenientes de sus proyectos Candelaria (Chile), Chapada (Brasil), Eagle (Estados Unidos), Neves-Corvo (Portugal) y Zinkgruvan (Suecia).
Por eso, las asesoras independientes Institutional Shareholder Services (ISS) y Glass, Lewis emitieron un comunicado en la que recomendaron a los accionistas votar a favor del plan propuesto por la empresa.
“Las opciones de contraprestación en efectivo y acciones brindan un valor cierto e inmediato, así como la opción de propiedad continua en la empresa conjunta. La oferta por acción está cerca del precio más alto que las acciones han negociado durante el período anterior de ocho años, la contraprestación que recibirán los accionistas representa una prima significativa y la justificación de la transacción parece razonable al considerar la opción independiente – sostuvo ISS en un reporte -. A la luz de la prima significativa, la reacción favorable del mercado, la justificación estratégica razonable y la ausencia de preocupaciones importantes de gobierno corporativo, se justifica la aprobación de esta resolución por parte de los accionistas».
En tanto, el Consejo de Administración de la compañía determinó que el arreglo es “el mejor” para los intereses de la compañía y es “justo para los accionistas”, por lo que los insta a seguir adelante con el proceso.
En la reunión, que se llevará a cabo el 21 de abril en forma presencial y virtual simultáneamente, Josemaria Resources deberá obtener el 66,66% de los votos emitidos para poder aprobar la propuesta.

Un paso adelante
Mientras espera por el resultado de la transacción, Josemaria Resources obtuvo la aprobación del informe de impacto ambiental (DIA por sus siglas en inglés) de su proyecto de cobre, oro y plata, Josemaría, de parte del gobierno de San Juan.
“Esta aprobación reconoce nuestro compromiso de ser un ejemplo para los proyectos de recursos en la Argentina, y nos acerca a la fase de construcción del proyecto”, afirmó su presidente y director ejecutivo, Adam Lundin, en un comunicado.
Esto le permitirá a la compañía avanzar con su cronograma para iniciar la construcción de la mina. Para eso, ya está trabajando en la ingeniería básica, que incluye mejoras en los circuitos de trituración, transporte, molienda y flotación y en las instalaciones de relaves.
Josemaria Resources espera tenerlo listo en el primer semestre de 2022 para poder iniciar el proceso de adquisición de equipos de largo plazo, para los que ya está solicitando cotizaciones, y la preparación de actividades para proporcionar detalles de ingeniería, planificación y financieros.
En paralelo, está llevando a cabo un programa de perforación de 65.000 metros para obtener datos geometalúrgicos de desarrollo/relleno y conseguir información geotécnica adicional y la planificación detallada de la mina.
Este proceso le permitirá compañía obtener una expansión de los recursos indicados y, potencialmente, de las reservas, a medida que el material inferido se defina mejor y pueda ser reclasificado.
A su vez, Josemaria Resources está ampliando las instalaciones de exploración para apoyar este proceso. Esto incluye la construcción que ha llevado a cabo de una unidad sanitaria de atención primaria en el campamento Batidero, en conjunto con Emergencias, para prestar asistencia a los operarios que trabajen tanto en la exploración, como en la construcción y operación del proyecto.
Esto forma parte del programa de infraestructura externa que está realizando la empresa, que incluye los estudios de carreteras de acceso, provisión de energía eléctrica (renovable y fósil) y logística que se integrarán a la ingeniería básica de la mina.

Problemas por resolver
Si bien la compañía canadiense continúa avanzando con la fase inicial del desarrollo de Josemaría, su concreción precisa de que el gobierno nacional le asegure que se cumplirán ciertas reglas del juego básicas, al menos durante los cinco años que llevará la construcción de la mina y en los primeros años de producción.
Como informó Desarrollo Energético, las empresas del sector le vienen reclamando al gobierno un paquete de medidas que incluya el libre acceso al mercado cambio y a girar dividendos y pagar sus créditos en el exterior, la eliminación de las retenciones a las exportaciones, porque resultan recesivas para los proyectos, lo mismo que el IVA, ya que encarece los costos de construcción frente a los de otros países.
El gobierno tuvo una primera reacción ante este pedido el año pasado con la firma del decreto 234/2021, que dejó sabor a poco en el sector. Allí, establecía que las compañías que realicen inversiones de, al menos, 100 millones de dólares en proyectos para incrementar la producción para la exportación podrían utilizar hasta el 20% de las divisas obtenidas para el pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior, de utilidades y dividendos y para la repatriación de inversiones directas de no residentes.
Sin embargo, este monto no podría superar anualmente el 25% de los fondos que haya ingresado al país. A cambio, les ofrece una “previsibilidad” en el acceso y giro de fondos durante quince años, período en el cual no podrán ser afectadas por “ningún tipo de normativa más gravosa”.
Desde la compañía, sostienen que están trabajando actualmente con las autoridades nacionales y provinciales en diferentes aspectos, como acuerdos comerciales, y la obtención de permisos ambientales y sectoriales adicionales, para poder seguir adelante con las siguientes etapas de desarrollo del proyecto.
Josemaría cuenta con reservas minerales probadas y probables de 6.700 millones de libras de cobre, 7 millones de onzas de oro y 30,7 millones de plata y tiene costos de extracción promedio de 1,351, 1,36 y 1,65 dólares por tonelada respectivamente.
Su valor presente neto es de 1.530 millones de dólares a una tasa de descuento de 8% y cuenta con una tasa interna de retorno de 15,40%, calculada a precios de 3 dólares por libra para el cobre, 1.500 por onza para el oro y 18 por onza para la plata.
Una vez en funcionamiento, tendrá la capacidad de producir anualmente un promedio de 136.000 toneladas de cobre, 231.000 onzas de oro y 1,16 millones de onzas de plata, que representarán el 71%, 27,5% y 1,50% de sus ingresos, respectivamente.
Esto lo que permitiría a los inversores recuperar el capital desembolsado en unos 3,80 años desde el comienzo de los trabajos de la planta, que contará con capacidad para procesar 152.000 toneladas por día.
Los metales producidos en la mina serán trasladados en camiones de 40 toneladas hasta la ciudad de San Juan y, desde allí, en tren casi 950 kilómetros hasta el puerto de Rosario, en la provincia de Santa Fe, donde se embarcarán para su exportación.

Por Hernán Dobry

Artículos Relacionados

Jiangxi Ganfeng Lithium invertirá USD 675 millones en dos proyectos de litio en la Argentina

Hernán Dobry

Galaxy busca financiar su producción de litio en Catamarca

Hernán Dobry

Vista vuelve a inyectar fondos para la minería

Hernán Dobry

Deje un Comentario